Los 5 Mejores Pedales de Automáticos de Carretera Calidad Precio | Análisis y Opiniones

pedales carretera

¿Cuál es el Mejor Pedal de Carretera del mercado?

La inversión en unos buenos pedales de carretera es la mejor manera de llevar tus posibilidades a otro nivel. Obtendrás mayor potencia y mayor eficacia en cada pedalada, pudiendo alcanzar un mejor ritmo y mejorar tu forma física y tu conducción.

Pero, ¿Cómo saber cuáles son los mejores pedales automáticos para bicicleta de carretera? ¿Cuál es el tipo de pedal que mejor se adapta a ti? Te ayudamos a hacer la mejor compra y a elegir los mejores pedales de ruta sea cual sea tu nivel.

Comparativa de los Mejores Pedales Automáticos de Carretera

Nuestro Favorito
Imagen
Pedales Shimano Ctra Spd-Sl Pd-R8000 Ultegra Monof
Precio
Valoraciones
-
Opiniones
-
Prime
-
Tipo
Carretera
Peso
248 g/par
Precio
Más vendido
Imagen
Pedales carretera Look Keo 2 Max negro (par)
Precio
Valoraciones
-
Opiniones
-
Prime
-
Tipo
Carretera
Peso
260 g/par
Precio
Más barato
Imagen
Speedplay Zero - Pedales - CR-Mo Negro/Plateado...
Precio
Valoraciones
-
Opiniones
-
Prime
-
Tipo
Carretera
Peso
210 g/par
Precio
Imagen
SHIMANO PD-R7000 Pedales de Carretera, Unisex...
Precio
Valoraciones
-
Opiniones
-
Prime
Tipo
Carretera
Peso
265 g/par
Precio
Imagen
Time Xpresso 4 - Pedal para Bicicleta
Precio
Valoraciones
-
Opiniones
-
Prime
-
Tipo
Carretera
Peso
224 g/par
Precio

¿Qué Pedales de Carretera Comprar? Los 5 Mejores en Relación Calidad/Precio

Con la cantidad de modelos existentes en el mercado, puede que te marees un poco a la hora de elegir unos buenos pedales para tu bicicleta de carretera, por eso hemos hecho una selección con los mejores pedales automáticos para carretera. ¡Ahí va nuestro ranking!

1# Shimano Ultegra SPD-SL R8000

shimano ultegra pedale

Los pedales de carretera Shimano Ultegra SPD-SL son unos pedales más que probados y que han tenido una gran acogida desde sus inicios. Este modelo en concreto, el R8000, necesita un mantenimiento mínimo e incorpora alguna mejoras de diseño con respecto a su antecesor.

La plataforma que usa es muy amplia, proporcionando una fijación máxima que mejora la seguridad y la eficacia de la pedalada. Además estos pedales traen de serie unas calas que permiten un ángulo de flotabilidad de unos +/- 3º, pero también tendrás la posibilidad de cambiar usando unas calas diferentes que reducen el ángulo de flotabilidad hasta cero o 1º.

La estructura del pedal es bastante delgada y resistente, por lo que podrás tomar las curvas sin preocuparte de rozar o golpear los pedales contra el asfalto.

Si sometes estos pedales de carretera a un uso intensivo puede que necesites cambiar la placa de contacto de acero para que sigan funcionando como el primer día, pero necesitarás hacer más kilómetros que Willy Fog para que esto ocurra.

El modelo R8000 está fabricado con un cuerpo de carbono y husillo de acero inoxidable que dan un peso de tan solo 247 gramos y que reflejan la rigidez de las bielas R8000 Hollowtech II, garantizando una transferencia máxima de la potencia en cada pedalada.

Una desventaja de estos pedales es que deberás darle un buen rodaje y hacerle algunos kilómetros para que se adapten bien a la zapatilla y tengan un enganche y desenganche más cómodo.

Estos pedales tienen una calidad y resistencia dignas de los mejores pedales de competición, por lo que son ideales para un uso intensivo en carretera. Pero, si lo que quieres son unos pedales con las mismas sensaciones pero aún más ligeros, puedes mirar el modelo superior Dura-ace, que aunque tienen un precio bastante más elevado, tienen una respuesta muy parecida.

Pros
  • Muy ligeros, tan solo 247 g la pareja.
  • Mayor rigidez.
  • Mejor transferencia de la potencia.
  • Diseño fino y resistente.
  • Ángulo de flotación ajustable con calas diferentes.
  • Fácil mantenimiento.
Contras
  • Necesitas hacer varios kilómetros para que el ajuste sea perfecto.

2# Look Keo 2 Max

pedales bici carretera

El diseño del nuevo pedal de carretera Keo 2 Max está a mitad de camino entre el Keo Blade y el Keo Classic 3. El cuerpo del pedal está fabricado en composite en lugar fibra de carbono. La tensión no puede ajustarse una vez instalados los pedales en la bicicleta, pero puedes elegir entre dos versiones, con un par de acoplamiento de 8 Nm y 12 Nm respectivamente.

Las calas que vienen incluidas con los pedales permiten un grado de flotación medio de unos 4,5º, pero podrás modificar el grado de flotación al gusto, para ello solo tienes que comprar la versión de flotación cero o la versión de flotación 9 grados.

El eje del pedal está fabricado en acero cromoly y usa un sistema de 3 rodamientos, dos de ellos de bolas y un rodamiento de aguja.

Si los comparas con otros pedales de la marca, los Keo 2 Max, tienen una plataforma ligeramente más ancha (60 mm frente a 57 mm) y la superficie de apoyo entre la cala y el pedal aumenta hasta los 500 mm2. Esto se traduce en un mejor reparto de la potencia de pedalada y mejor apoyo del pie sobre el pedal.

Los pedales traen una placa de acero inoxidable que protege la superficie de contacto entre los taco y el pedal y aumentan su vida útil. A diferencia de otros pedales de gama alta, la placa de acero no puede reemplazarse y los cojinetes tampoco son reparables, por lo que una vez deteriorados deberás gastarte la pasta y comprar unos pedales nuevos. Es verdad que esto tardará en ocurrir, pero es una gran desventaja no poder reparar los pedales.

El enganche y desenganche es bastante sencillo. El peso del pedal gira los pedales ligeramente hacia la parte trasera, por lo que te resultará muy sencillo enganchar las calas sin tener que bajar la mirada hacia el pedal.

En definitiva se trata de unos pedales muy estables y resistentes, con un precio contenido y un peso bastante ligero.

Pros
  • Mayor superficie de apoyo de 400 mm2 para mejor transmisión de la potencia.
  • Realmente ligeros, tan solo 130 g cada uno.
  • Disponibles con 3 ángulos de flotación (4,5º/ 9º/ 0º).
  • Muy fáciles de enganchar gracias a la distribución del peso.
Contras
  • Placa de acero y cojinetes no reparables.

3# Pedales Speedplay Zero

pedales speedplay carretera

Los pedales Speedplay para carretera reflejan un concepto innovador que invierte la idea de los pedales con clip, ya que integra el pedal en una parte que va atornillada a la zapatilla. De esta forma el pedal tiene dos zonas de enganche como los pedales SPD.

Uno de los grandes problemas de este tipo de pedal es que tienden a obstruirse fácilmente si andas con ellos en zonas de barro o arena. Deberás limpiar los restos de barro antes de engancharte de nuevo, aunque esta es una situación que se da muy pocas veces en ciclismo de carretera.

La distancia del eje del pedal es menor en los Speedplay que en la mayoría de pedales. Esto ayuda a mejorar la eficacia de la pedalada, ya que cuanto menos es la distancia del pedal hasta su eje, más eficiente será el recorrido del pedal.

Estos pedales SPD carretera quedan bastante integrados en las zapatillas, dejando un espacio mínimo para poder tomar las curvas con total seguridad. Además se puede ajustar el ángulo de flotación entre cero y 15 grados, lo cuál permite una libertad del pie bastante amplia. Son los pedales perfectos para ciclistas que tienen lesiones de rodilla, ya que esta libertad de movimiento en el pie libera bastante tensión y hace más cómoda la conducción.

El ajuste del ángulo de flotación, al contrario que en la mayoría de pedales, se hace en la cala en vez del pedal. Solo tendrás que apretar o aflojar los tornillos de la cala para aumentar o disminuir la flotación. Ten en cuenta que un ángulo de flotación elevado puede dar sensación de llevar el pie demasiado suelto. Ve probando hasta que alcances tu ajuste ideal.

pedales carretera baratos

Cada tornillo controla el flotador en el lado de “talón adentro” o “talón afuera”. Los tornillos de la cruceta son pequeños y no son particularmente fáciles de girar. Además de eso, son propensos a recoger mucha suciedad de la carretera y se agarrotan si no los mantiene limpios y engrasados.

Los rodamientos de estos pedales necesitan un poco más de cuidados que los pedales normales, aunque no es un mantenimiento complicado, solo tendrás que engrasar los rodamientos de vez en cuando y mantener todos los tornillos limpios, tanto los de las calas como los del pedal, ya que tienden a coger suciedad de la carretera y pueden quedarse un poco atorados.

Speedplay ofrece diferentes modelos con una gama de precios que van en función de sus materiales de construcción y su peso. El modelo más barato es la versión chromoly que es un poco más pesada (210 gr la pareja) frente a la versión Stainless un poco más cara.

Pero si eres de los que miran hasta el último gramo de peso extra o no tienes problemas de dinero y puedes permitírtelo, hay una versión de titanio de tan solo 130 gr la pareja, lo que los convierte en uno de los pedales más ligeros del mercado.

Pros
  • Peso super ligero.
  • Perfectos para ciclismo de competición.
  • Ángulo de flotación ajustable.
  • Bueno para lesiones de rodilla.
Contras
  • Mucho mantenimiento necesario.
  • Precio un poco elevado.

4# Pedales Shimano 105 de Carretera

pedales shimano 105 r7000

Los pedales Shimano 105 son una gran opción de entrada a los pedales automáticos de carretera. Son los terceros pedales de la gama de carretera de Shimano y esto hace que hereden muchas de las características de sus hermanos mayores, los Shimano Ultegra y Shimano Dura-Ace.

La construcción del cuerpo del pedal es de composite de carbono ligero y la placa central del pedal es de acero inoxidable, lo que lo convierten en unos pedales muy duraderos y resistentes.

La placa de acero inoxidable en el cuerpo del pedal evita que los pedales sufran demasiado desgaste. Son unos pedales con lo que no tendrás ningún problema y funcionarán como el primer día incluso después de miles de km de uso.

El mecanismo de enganche y desenganche es el mismo para toda la gama de pedales Shimano de carretera SPD. La cala se acopla al pedal introduciéndolo por la parte delantera primero y apretando el talón después.

La zapatilla se engancha al pedal apretando hacia abajo desde el talón y se libera girando el talón hacia los lados. Puedes ajustar la tensión de liberación mediante un tornillo de cabeza allen que está en la parte trasera del pedal para adaptarlo a tu forma de conducción.

El pedal permite unos grados de flotación hacia los lados. Esto es algo que puede beneficiar especialmente a los ciclistas que tengan problemas de rodilla o que no les guste llevar los pies demasiado fijos en el pedal.

También podrás modificar el ángulo de flotación usando calas con diferente forma que permiten un ángulo de flotación de mayor o menor grado. Shimano las diferencia por colores; cala amarilla para un ángulo de flotación de 6 grados, cala azul para un ángulo de flotación de 2 grados y cala roja para un ángulo de flotación nulo ó 0 grados.

pedales shimano 105 r7000
PD-R7000
pedales carretera baratos
PD-5800

Los tacos de las calas de Shimano tienden a gastarse muy poco. Al contrario que en otro tipo de pedales como los Look o los Speedplay, no hay que ser tan cuidadoso con las calas y podrás echar el pie a tierra y caminar sin miedo a estropearlos. Solo tendrás que sustituirlos cuando notes que los extremos de colores tienen un desgaste elevado o cuando notes el pedal un poco suelto.

Los Shimano 105 traen de fábrica un par de calas amarillas, aunque como ya hemos dicho antes, tienes disponibles diferentes tipos de calas para adaptar los pedales a tu modo de conducción. Otra opción es comprar unas cubiertas para los tacos que evitan el desgaste y aumentan la seguridad al andar en zonas húmedas y resbaladizas.

El mantenimiento de estos pedales es realmente sencillo. Podrás usarlos durante años sin que tengas que hacerles prácticamente nada. Bastará con que los engrases un poco de vez en cuando y a tirar millas.

Los 105 son los pedales de batalla de Shimano, con un precio contenido y unas prestaciones más que aceptables. Si eres un ciclista amateur y quieres unos pedales de calidad y duraderos, sin duda estos son tus pedales.

Pros
  • Gran calidad y durabilidad.
  • Sistema de rodamientos de gran calidad.
  • Tensión de liberación ajustable.
  • Puedes optar por calas diferentes para modificar el ángulo de flotación.
  • Mantenimiento muy básico.
Contras
  • El precio podría estar un poco más ajustado.

5# Time Expresso 15

mejores pedales carretera

Si lo que estás buscando son un pedales realmente ligeros para llevar a tus carreras o competiciones, entonces tienes que echarle un ojo a los pedales Time Expresso 15.

El fuerte de estos pedales es su peso. Gracias a su cuerpo de carbono, su eje hueco de titanio y los cojinetes de cerámica, los Time Expresso 15 dan un peso de tan solo 112 gr por pedal y se muestran muy eficientes en cualquier condición.

El enganche y desenganche de estos pedales es muy sencillo. Usa un sistema llamado iClic pre-open Clipless que mantenieme el pedal parcialmente abierto hasta que se introduce la cala. Una vez que se presiona y se cierra el mecanismo, una tira de carbono mantiene el pie firmemente fijado sin posibilidad de que se salga del pedal por accidente, incluso en terrenos bacheados e irregulares.

La tensión de los pedales se puede ajustar mediante un pequeño tornillo como en la mayoría de pedales y tiene un ángulo de flotación fijo de 5 grados. Una de las ventajas de estos pedales es que puedes modificar el Factor Q, para reducir la distancia entre la biela y el pie, usando calas diferentes que se venden por separado.

Los tacos que usan estos pedales no están diseñados para que camines con ellos. Tienden mucho a desgastarse, por lo que son perfectos para competición pero no para un uso diario donde se hacen rutas de todo tipo y en las que hay que echar el pie a tierra de vez en cuando.

Los rodamientos de cerámica son de una calidad exquisita, mucho más duraderos que otros pedales de gama alta y con un mantenimiento sencillo, aunque en caso de tener que repararlos, te recomendamos que no lo hagas tu mismo, ya que puedes perder la garantía de 2 años que ofrece el fabricante.

Muy ligeros, resistentes y con un enganche super sencillo, los Expresso 15 son unos pedales perfectos para ciclistas a los que les gusta la competición o ciclistas semiprofesionales que buscan prestaciones premium en unos pedales con una buena relación calidad precio.

Ligeros, duraderos y fáciles de hacer clic, los pedales Xpresso 15 son un pedal costoso pero de buena relación calidad-precio para competición o carreras serias.

Pros
  • Extremadamente ligeros, tan solo  224g la pareja.
  • Rodamientos de cerámica de gran calidad.
  • Factor Q ajustable mediante cambio de calas.
Contras
  • No es recomendable que hagas el mantenimiento tú mismo para no perder la garantía.
  • Precio elevado.

¿Qué Pedales Automáticos de Carretera Comprar?

Usar unos pedales automáticos puede hacer que mejore tu experiencia de forma muy positiva y tu eficiencia en la bicicleta de carretera. El precio no es el único factor en el que deberás fijarte, también tendrás que tener en cuenta la ajustabilidad del pedal y el uso que vayas a darle, ya sea competición, salidas regulares, etc. Usar unos pedales u otros pueden marcar la diferencia y tener gran repercusión en el rendimiento final.

Es crucial que compares y comprendas las diferencias técnicas que existen entre un pedal y otro antes de lanzarte a comprar uno simplemente por su peso o su precio. Ten en cuenta que el pedal es el principal punto de contacto entre el ciclista y la bicicleta y a través del cuál se transfiere toda la energía de las piernas a la bicicleta.

Los pedales típicos de plataforma en los que el pie va suelto, no son tan eficientes como unos pedales automáticos. En el momento en el que el ciclismo se convirtió en un deporte profesional comenzaron a desarrollar componentes que maximizaran el rendimiento, y los pedales fueron uno de los componentes fundamentales en cuanto a la mejora de la eficiencia.

Los primeros pedales en los que el zapato iba enganchado al pedal, usaban un sistema de correas. Esto era muy peligroso, ya que no podías desenganchar el pie a tu antojo y podía resultar fatal en caídas o aglomeraciones de ciclistas.

Por último desarrollaron los pedales con clip, donde el pie se libera mediante un ligero movimiento del talón. Con este sistema se adquiere mayor rendimiento al llevar el pie sujeto al pedal y se evitan lesiones y accidentes al poder soltarse del pedal en caso de caída.

Calas con Dos o tres tornillos

El primer diseño que se usaba en este tipo de pedales era de 3 tornillos. Un taco se atornilla en la suela del zapato, con el inconveniente de que sobresalen por la parte inferior y dificultan caminar con ellos, pero con la ventaja de que amplían la zona de contacto con el pedal y mejoran la eficiencia de la pedalada.

Si eres un usuario novato puede que necesite practicar un poco el enganche y desenganche de la zapatilla al pedal antes de realizar tu primera salida. No serías el primero que se cae al suelo de forma tonta porque no se acuerda que lleva los pies sujetos a los pedales.

Más tarde llegaron los pedales con dos tornillos que usan unas calas mucho más pequeñas que va entre los tacos de la zapatilla y que hacen el enganche por cualquiera de los lados del pedal. Con este sistema resulta muy sencillo el enganche y desenganche del pedal y facilita caminar con ellos sin estropear las calas.

Ángulo de Flotación

Cuando comenzaron a desarrollarse los primeros pedales automáticos, se encontraron con las quejas de muchos ciclistas que sentían dolor de rodilla al tener los pies demasiado fijados en el pedal y crear una tensión extra en las articulaciones.

Este problema se solucionó en los modelos posteriores al diseñar unos pedales en los que se permitía un ligero movimiento del pie durante el pedaleo. Estos grados que se permiten de movimiento del pie se llama ángulo de flotación y hoy en día lo tienen la mayoría de pedales que se fabrican.

En la actualidad muchos modelos de pedales permiten ajustar el ángulo de flotación poniendo calas diferentes en las zapatillas. De este modo se puede ajustar la flotación al modo de conducción de cada ciclista.

Hay que tener en cuenta que a mayor grado de flotación, más tendrás que girar el pie para liberarlo del pedal. En el mercado puedes encontrar algunos modelos como los Speedplay Zero, en los que podrás configurar el ángulo de flotación desde cero grados hasta 15 grados.

Ajuste de la Tensión

Otro aspecto que debes tener en cuenta es si puede ajustarse la tensión del pedal. No debes confundir la tensión con el ángulo de flotación o de liberación. La tensión ajusta la fuerza que necesitarás para enganchar o soltar la cala al pedal, cuanto mayor tensión tenga, más trabajo te costará enganchar y soltar el pedal y viceversa.

Si eres principiante te recomendamos que pongas la menor tensión posible hasta que vayas cogiendo un poco el truco a engancharte y desengancharte y te salga de forma intuitiva, pero lo ideal es tener una tensión media-alta para evitar que el pie pueda soltarse de forma accidental en zonas bacheadas.

Distancia al Eje

La distancia al eje hace referencia a lo que se denomina el Factor-Q. El Factor-Q es la distancia comprendida entre el centro de cada pedal (Factor Q funcional), y cuanto menor es, más eficiente es la pedalada.

Existen modelos en los que puedes modificar el Factor Q para ir más cerrado de piernas y obtener un mayor rendimiento, aunque lo aconsejable es hacerte un estudio biomecánico y ajustar la bicicleta completamente a ti, tu espalda y tus articulaciones te lo agradecerán.

MEJORES TIPOS DE PEDALES AUTOMÁTICOS PARA TU BICICLETA